Yo estoy dispuesta a dar mi vida por los niños, así vosotras debéis sentir también por ellos. (04.02.1945)

De las Enseñanzas de la Beata Marija de Jesús Crucificado Petković


SALUDOS DE PASCUA


Estimados miembros, amigos, simpatizantes, benefactores, y queridas hermanas Hijas de la Misericordia.

Para la Pascua el Papa Francisco nos dirige esta exhortación: "En este Día Santo difundan la buena nueva de la resurrección de Jesús no sólo con palabras. En cada momento de nuestra existencia tenemos el deber de dar testimonio de esta buena noticia siguiendo las enseñanzas del Señor y ayudando a los demás. Con gestos de solidaridad, pequeño pero sincero, podemos verdaderamente hacer participes al mundo de la resurrección de Jesucristo".

Estas palabras del Santo Padre nos tocan de una manera especial a los que queremos vivir según el carisma de la Congregación de las Hijas de la Misericordia de la Tercera Orden Regular de San Francisco.

Nuestra respuesta puede ser un gesto de solidaridad con tantos hermanos y hermanas que son asistidos en las misiones que la Congregación tiene en diversas partes del mundo.
Puede ser con la adopción a distancia de un niño en dificultad que asegura al menor lo necesario para sus necesidades básicas y para la escuela.
Puede ser con una oferta gratuita para la realización de un proyecto en una misión específica.

Otra manera de vivir intensamente esta Santa Pascua puede ser la de dar a conocer nuestra Asociación a los amigos y familiares que encontramos en esta fiesta, invitándoles a apoyar las iniciativas de solidaridad y a unirse a nosotros. Necesitamos que el bien que se hace sea conocido y la gente que conocemos estén "contagiados", mostrando concretamente que incluso una gota del bien que por poco parezca contribuye a difundir el amor y la esperanza.

Deseamos compartir con ustedes la gran alegría que el Señor nos da durante esta Pascua, El nos llama en tierras africanas para hacer presente el Carisma de la Congregación, donde aun no estamos presentes. En particular, se nos invitó a abrir una misión en la República Democrática del Congo en una comunidad muy pobre. En este tiempo de Pascua vamos a evaluar sobre el terreno las formas y los tiempos y todas las cosas necesarias para este fin.

Les pedimos que oren intensamente al Señor para que podamos responder al grito de los pobres de este continente y encontrar los fondos necesarios para llevar a cabo este proyecto noble e importante.

De corazón, queremos dar las gracias a todos los que nos apoyan y nos apoyaran de diversas maneras y nos ayudan para el bien de nuestros pobres.

Gracias de manera especial por el apoyo y el compromiso de todos los miembros de la Asociación, que es esencial para la vida de la Asociación.

Que sea una verdadera Pascua en el profundo de nuestros corazones para que seamos "vasijas nuevas" para recibir el vino nuevo de la Resurrección, de la vida nueva, que el mundo espera de nosotros.

¡Felicidades! El Señor ha resucitado, ¡ha resucitado realmente! ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!

© Copyright 2013 - Aperti alla Misericordia - Beata Marija Petković - ONLUS
All Rights Reserved

Visitas: